jueves, 7 de julio de 2011

El Tiempo
























Nos esforzamos por vivir una vida "de prestado". Convenciéndonos a nosotr@s mism@s de que nuestros cuerpos no son nuestros y que solamente es un tránsito el tiempo que estamos aquí. Nos da miedo reconocernos a nosotr@s mism@s que, en el fondo, a veces pensamos en que después no hay nada.
Nada.
Curiosa forma para definir la ausencia de el Algo.
Con la idea en mente de la falta de ese algo, que lógicamente somos de nuevo nosotr@s mism@s, caemos en la cuenta de que cesamos de existir. Que será como si nunca hubiésemos nacido, ya que, en el grueso de la línea del tiempo, ocupamos un espacio tan ínfimo que eso nos convierte en poco más que una ola en la arena, desde una visión global.
Podemos soportar que nuestros seres queridos mueran. Que se produzcan masacres y que sucedan los desastres naturales, pero no podemos manejar la idea de que después no haya más que la "no existencia" en sentido estricto. Porque el ser humano anhela existir sobre todas las cosas. Existir en sí mismo. Como una vena radical de egoísmo en esta vida "aparente" de generosidad que llevamos.
Con ese egoísmo impreso en nuestro código genético, creamos a un ser imaginario que, implícitamente (y explícita también, de hecho) controla nuestras vidas. Desde que nacemos, hasta que morimos, dándonos paso a algún tipo de paraíso en el que se verá recompensado todo nuestro esfuerzo vivido.
Nos ponemos normas, reglas para agradar más a ese ser superior, de hacerle la pelota vilmente para alcanzar en ese paraíso una butaca más cómoda que la que posee nuestr@ vecin@ de enfrente, sin darnos cuenta de que en realidad adoramos a ese ser porque tenemos un inmenso terror a desaparecer, y nos internamos más en una espiral -decididamente- descendente de auto-convencimiento absurdo de qué cosas tenemos que hacer para ser felices, haciéndonos infelices, por ende, cuando no las conseguimos.

¿Y si nos limitáramos a disfrutar del viaje?

miércoles, 6 de abril de 2011

Amistades que enamoran

Nota informativa: Esto no desdice mi anterior post. Sigo sin creer en el amor. Sólo creo que la palabra “amor” es más que adecuada para describir una amistad por la que un@ daría la vida.

Durante toda mi vida he sentido que me equivocaba; que mi forma de querer era errónea, dado que casi siempre tendía a enamorarme de personas de mi mismo sexo. Cuando me decidí por fin a analizar en profundidad los conceptos de amistad y amor, no los vi tan distantes:

En ambos quieres a la persona.

En los dos, en muchos casos, darías tu vida por protegerl@.

Cierto es que a veces no son correspondidos. ¿Quién no ha tenido un/a amig@ que sigue volviendo aunque a un@ le caiga mal, o alguien a quien un@ quisiera caer mejor, pero que l@ ve demasiado distante para considerarl@ seriamente un/a amig@?

También es verdad que esas amistades o esos amores nos pueden condenar cuando el acercamiento no está bien visto por nuestro entorno social.

Muchas veces a lo largo de la historia se han visto los casos de hombres y mujeres homosexuales o bisexuales que tenían amig@s especiales con los que iban a todas partes y que, tarde o temprano, acababan revelándose como sus amantes, en la mayoría de los casos. ¿Era realmente mentira que fueran sus amig@s?, o ¿es que la existencia del amor no implica también la existencia de una amistad entre esas dos personas?

Personalmente, no puedo imaginarme un amor auténtico sin que esté presente, de forma implícita, la amistad. Muchas veces escuchamos la frase l@s amig@s son antes que l@s tí@s, pero no nos paramos demasiado a pensar que es@s ti@s a l@s que nos referimos, también son (o deberían ser) amig@s y que merecen (¡por lo menos!) el mismo trato que el resto de nuestras amistades.

El sexo…

Un@ puede acostarse con sus amig@s. No es nada del otro mundo, yo personalmente lo he hecho cientos de veces. El sexo es sexo. El problema aparece cuando la persona a quien consideramos nuestr@ amig@ no comparte nuestra misma sexualidad. Nos enamoramos de esa persona y la tratamos como trataríamos a nuestro mejor amig@, porque no podemos hacerlo de otra forma, porque no hay otro tipo de expresión fuera del amor que se parezca tanto.

¿Y por qué fuera del amor?

Imaginemos que esa persona comparte nuestro sentimiento, pero es heterosexual y nosotr@s somos homo o bisexual y, perteneciendo amb@s al mismo sexo, no hay posibilidad de emparejamiento. Sin embargo, seguís sintiendo l@s dos las mismas emociones. Pero no te puede besar. No puede tocarte. No puede acariciarte; y aunque tú sí te ves capaz de hacerlo, no lo haces (en la mayoría de los casos) por respeto. Ese jodido respeto que te obliga a alejarte de la persona a la que más quieres en este puto mundo y que sólo te saltas cuando vas (o amb@s vais) un poco pedo y los límites de la amistad y el amor se emborronan por la desinhibición de los sentimientos y la embriaguez de los sentidos.

Pero sigues sin decirle que læ quieres.

¿De quién es la culpa?

Es habitual en la sociedad en la que vivimos que queramos culpar a alguien por nuestros propios fallos (o los de la gente que nos rodea), pero nuestra subjetividad personal muchas veces no nos deja hacerlo adecuadamente. Cuando queremos a alguien de esa forma, esa subjetividad personal nos obliga a declarar a esa persona inocente de todos los cargos. Al fin y al cabo ¿tiene él/ella la culpa de no estar enamord@ de nosotr@s?...

Aunque si lo pensamos bien… ¿es cierto que no lo está?

Sus abrazos parecen tan intensos como los nuestros (¡y cómo adoramos esos abrazos!, ya que son esos los momentos en los que más cerca estamos). Su sonrisa cuando nos mira… es diferente de cuando mira a cualquier otr@. Nos dice que se siente más a gusto con nosotr@s que con el resto del mundo. Pero no puede besarnos. ¿Por qué?

Es cierto que cuando decimos para nosotr@s mism@s no es culpa suya nos estamos auto engañando para no hacerlæ culpable de lo que creemos que es un fallo nuestro, pero de lo que no nos damos cuenta es de que tampoco es un fallo nuestro.

¿Es demasiado tópico decir que es culpa de la sociedad? Quizá, pero eso no lo hace menos cierto.

Esa persona está tan enamorada de nosotr@s como nosotr@s de él/ella (o por lo menos en algunos casos es así), pero su condición pública (y real) de heterosexual podría verse dañada por nuestra causa si expresa de forma tan abierta como nosotr@s el cariño que nos profesa, ya que, aunque no sea un cariño sexual, aunque no desee físicamente acostarse con nosotr@s, sí sabemos que nos besaría y nos demostraría constantemente el amor que nos tiene si las cámaras de fotos no estuvieran delante. Por eso nosotr@s tampoco le exigimos (como sí le exigiríamos si fuera nuestra pareja públicamente reconocida) muestras de aprecio manifestas ¡y aún así hay veces que tenemos que pararl@ porque se le escapan algunas!

Pero es nuestro deber protegerl@ de esas muestras y de lo que podría pensar la gente de ellas. No porque a estas alturas creamos en lo que piensa la gente (¡por favor!) o porque dudemos de su juicio, sino porque nosotr@s sabemos de primera mano que, probablemente, infuiría de forma negativa en su entorno social y en su vida personal. Suficiente es que un@ de l@s dos tenga la mala fama de ser homosexual.

Así, si læ queremos de verdad, nuestra mayor (y más difícil) muestra de amor diaria, es no expresar nuestros sentimientos.

Aunque duela.

sábado, 10 de abril de 2010

El Amor ha Muerto. ¡Víva el amor!



La gente me pregunta de vez en cuando por qué no creo en el amor. Por qué me dedico a ir de cama en cama cuando, según ell@s, podría bien fácilmente quedarme con alguna de las personas con las que me acuesto habitualmente, o enamorarme de alguien y acompañar a esa persona el resto de mis días. Pues bien, aquí va la respuesta:

Llegas al bar de turno con ganas de arrasar. Previamente te has pasado horas duchandote, arreglandote el pelo, depilándote, maquillandote e incluso limandote las uñas, ya que quieres que esta noche sea perfecta.
Encuentas a un chico. Es guapo, atractivo, simpático y es de los que triunfan entre sus amigos. te pasas la mitad del tiempo mandandole señales con la mirada o con gestos que sólo los dos entendeis y ambos llegais a la conclusión de que quereis tema.
Cuando ya os estais liando, o quizá un poco antes, te empieza a hablar de su vida. De su ex. De lo triunfador que es. De cómo se come a tod@s l@s ti@s. De ...¿por qué te estas yendo si habíamos quedado en volver a casa juntos?
Te has dado cuenta de que en lo único que piensa es en él mismo y en lo que él tiene entre las piernas, y que no es una persona con la que compartir una tarde inteligente, mucho menos una relación.

Llegas de nuevo al bar de turno con unas pocas ganas menos de arrasar que antes, pero sin dejar que el ánimo decaiga. Ya no tienes el pelo tan perfecto, y te has tenido que retocar el maquillaje en el baño, pero sigues queriendo que esta noche sea perfecta.

Buscas entre la gente a alguien con quien tomar una copa, o a quien invitar y encuentras a una belleza de cabello ébano y piel tostada. Os echais unas miradas, hablais, os tomais unos chupitos y al cabo de un rato os estais liando en el rincón que hay delante de las puertas de los baños del bar en cuestión. Ella se separa un rato para ir a hablar con sus amigas. Las ves riéndose. Te las presenta. os tomais otrs chupitos. Le intentas hablar cosas serias como el consabido "a qué te dedicas" o el no menos popular "¿estudias o trabajas?", pero ella está de fiesta constante y no te hace mucho caso. Te separas un momento del grupito o vas al cuarto de baño y a la vuelta te das cuenta de que han puesto pies en polvorosa. Han salido del bar, no necesariamente hullendo de ti, aunque desde luego es lo que parece, pero sí haciendo caso omiso a tu presencia. Sales del local, para ver si se encuentran sentadas en los portales de alrededor, pero las vez a unos doscientos metros y alejándose. ¿Qué haces en ese momento? ¿Sales corriendo detras de ellas? Si tienes esa reacción resultarás patétic@ y sabes que esa noche ya no conseguirás nada con ella.
Al final decides acabarte la copa e irte para casa. Sol@, deprimid@ y teniendo la impresión de que has perdido otra noche, otra vez.

Mi caso es ligéramente distinto:
Con la primera opción, cuando el chico me empieza a hablar de su vida, de su ex y de lo triunfador que es, le escucho, le pregunto sobre su ex, por qué l@ dejó, alabo sus métodos, por muy cromagnones que me parezcan. Cuando me cuenta de cómo arrasa con tod@s l@s ti@s, le pido una demostración práctica. Terminamos follando en los baños del bar/parque/playa o donde cuadre.
Me voy a casa con una sonrisa en la cara, con el cuerpo desahogado y sabiendo que he aprovechado la noche.

Con la segunda opción, cuando la chica empieza a beber de mi copa o le invito a los primeros chupitos y nos liamos en las puertas del baño, no le dejo ocasión para que vaya a hablar con sus amigas: la meto en el cuarto de baño y, mientras mi mano derecha bucea bajo su camiseta y la izquierda me ayuda a mantener el equilibrio de cuclillas contra la pared, mi lengua explora su sexo y normalmente acabaremos follando en los baños del bar/parque/playa o donde cuadre.
Me voy a casa con una sonrisa en la cara, con el cuerpo desahogado y sabiendo que he aprovechado la noche.

Conclusión:
El ser humano es, por naturaleza, egoista en cuanto al sexo se refiere. Queremos joder y queremos hacerlo ahora. Poco le importa realmente a la mayoría lo que sientas, si andas de bajón, si tienes ganas de marcha o lo que piensas en cualquier momento. Ell@s sólo están en su propia mente y les gusta que sea así.
A veces, si se da mucho la casualidad, te puedes encontrar a un chico que te pregunte por ti. Que más que meterte la lengua en el gaznate, te la deslice por el oído y te diga cosas que necesitas escuchar, o a una chica que no esté más pendiente de sus amiguitas que de lo que le rodea, y con la que puedas empezar a tomarte unos chupitos y terminar tomandote un café en algún lado, a solas. Si te encuentras con esa situación, aprovechala. Se dan pocas veces en la vida. Yo me he encontrado alguna que otra vez así, y he terminado jodiendola (y no en el sentido en el que debería); pero por lo general, personalmente, estoy desencantad@. No puedo decir que el amor no existe, porque según me han contado, hay gente que lo ha visto, pero sí os puedo decir que, para mi, está muerto y hay pocas probabilidades de que resucite.

miércoles, 24 de marzo de 2010

JesuCristo


Cada vez estoy más convencid@ de que la gente cree en su religión porque se aburren, o no tienen nada mejor que hacer.
Naces, te bautizan en una religión (antes la practica habitual era que lo hicieras tu mismo cuando estuvieras preparad@) e inmediatamente empiezan a inculcarte una serie de valores aceptados por la sociedad que no tienen nada que ver con ser human@ y mucho con intentar ser divin@.
En cualquier caso, al final terminas yendo a la iglesia de tus padres (creas en ello de verdad o no), rezando el puñetero rosario con tu abuela y aguantando los funerales de tus familiares con todo el rigor que puedes, mientras el cura de turno los utiliza para, normalmente, dar un sermón o un meeting político, ya que los Domingos ya no son lo que eran y no se le llena la iglesia tanto como con un funeral. (Eso por no hablar del mínimo de entre 70 y 100 €uros que te cobran por el servicio)
Lo peor de todo suele venir cuando, despues de años de adoración, devoción y de dejarte la pasta en el templo, te das cuenta de que todo en lo que creías se ha convertido en mierda y que tiene mucho más sentido que a la virgen María la haya dejado preñada un romano (como bien nos indica la película "La vida de Brian") y la hayan casado con San José por aquello del "qué dirán", que el otro supuesto caso, que es que le haya aparcido un arcangel y que la blanca paloma le haya hecho un bombo.
Así pues, seguimos yendo a la Iglesia, seguimos rezando de rodillas, seguimos casandonos por la iglesia y bautizando a nuestr@s hij@s y seguimos comiendole la polla al cura de turno porque tenemos miedo de que nuestros ancianos familiares se nos echen encima cuando dejemos de hacerlo, o tambien porque tenemos miedo de que nuestros ancianos familiaresle dejen toda su herencia a la Iglesia como penitencia por nuestro mal comportamiento para con su Dios.
Y aquí es cuando uno se pregunta: ¿Santo Tomás era un traidor por tener dudas o era una persona sensata?
Todos sabemos que la mitad de lo que pone en las sagradas escrituras es inventado y que la otra mitad es mito, así que lo más probable es que el tal Tomás estuviese jodido por la muerte de su colega como el resto y que cuando le trajeron una "mascota nueva" para substituir al anterior perro, se negara y dijera "hasta aquí hemos llegado, a mi no me la dais con queso", y se fuera indignado. La historia de la biblia, por otro lado, no podría terminar así (para que no ganara Satán y todo eso), así que seguramente doblaron un poco la realidad y dijeron que al final se comprobó que el resucitado era Jesus de Nazaret, y que luego subió al cielo en cuerpo y alma y todo eso...
Así que, ante tanto hipócrita que sigue afirmando creer en esta religión sólo para no tener que aguantar a sus parientes y vecinos, desde aquí quiero declarar públicamente que no hay base historica que avale tales hechos y que si Jesus era hijo de Dios yo soy una monja follacabras, y si alguien me demuestra lo contrario, estaré encantad@ de vestirme de monja, follarme una cabra y subir el video a este blog.

martes, 12 de mayo de 2009

Tiene huevos la cosa...

Esto es increible.
Ahora resulta que los timos, además de en el bus, se anuncian en la tele ¡¡y con anuncios malos de cojones!!
Que, vamos a ver, lo de ayudar a la comunidad y todo eso esta guay, pero, joder, ¡¡¡¡¡Te intentan vender que para hacerlo tienes que marcar la puta "X"!!!!!
Amig@s lector@s estamos llegando a la era en la que a la iglesia le estan empezando a dar igual las apariencias.
Por un lado es malo, porque estan ganando frescura (por fin, desde la edad media) e intentan hacer cosas de verdad, lo que les hace ganar popularidad.
Por otro lado, no os preocupeis. Dentro de unos años les dará por decir que follarte a niñ@s de 10 años está bien porque les preparan sexualmente para la vida, hacemás de prevenirles el cancer de próstata, dandoles por el culo, y acabarán con sus putos traseros en la carcel :D
No me interpreteis mal, no estoy diciendo que todos los curas sean unos pedrastas de mierda, como en todo tipo de ideología, hay gente buena y gente mala.
El autentico problema es que en la mayoría de religiones (si es semítica no cuenta) llevan a la justicia a las personas realmente malas y que no respetan los DERECHOS HUMANOS, pero ¿sabíais que en la religion católica, si haces una fechoría, con confesarte te llega?. Pues sí, amig@s lector@as. Si yo fuera un cura (o una monja, que ese caso es más raro, pero olle, tambien se han dado casos de pedofilia en mujeres) y quisiera follarme por todos los agujeros de su cuerpo a un/@ niñ@, sólo tendría que averiguar la manera de hacerlo, y en cuanto confesase mis pecados, tendría TODO EL SOPORTE DE LA SANTA SEDE para cubrir mis felonías. Me buscarían un abogado caro en caso de que se averiguase, y si el tema realmente trascendiera, me trasladarían de iglesia y santas pascuas, a seguir follando por ahí adelante.
Como su Dios lo perdona todo si confiesas...
Es más, ahora resulta que ni siquiera hay que confesar. Vamos que no es necesario hacerlo delante de un cura. Tú mism@ te arrodillas en la iglesia, rezas y ya está.
Además, aunque confieses ante un sacerdote católico (digo católico porque la raiz de la palabra es mucho más antigua que el catolicismo, tambien hay sacerdotes en otras religiones y esa cosas...) ¡no te va a denunciar! ¡es perfecto! Mañana voy a confesar yo mism@ el asesinato de mi tia Paca y la violación de sus hijos gemelos de 11 años Juanito y Jaimita, total, en cuanto me confiese iré al cielo y el cura no puede chivarse...

Y aunque este sea el punto en el que he centrado mi diatriba de hoy, tambien se puede hablar de muchos otros temas: madres de 13 años que se ven obligadas a tener a sus hijos, GENTE (y lo pongo en mayusculas porque es mucha) que contrae el V.I.H. por no usar profilapticos adecuados para su control porque como la iglesia no los aprueva, no dan subvenciones para su correcta distribucion; a pesar de haber comprado acciones de la empresa farmaceutica "Pfizer", que entre otras cosas produce viagra y contraconceptivos inyectables. Qué, Rouco, ¿notas como se llenan tus bolsillos?
Pues aún encima tenemos todas las obras de arte patrimonio de la humanidad que tienen incautadas, y con las cuales se podría paliar el hambre en TODO el globo, si las utilizasen debidamente...

¡¡¡Y ahora nos vienen con anuncios de televisión!!!
Es que es flipante.

Si es que ya lo decía José Sacristan: "Yo sé que Dios no existe. Pero si existiese no tendría perdón de Dios."

Yo no digo que no exista un dios. Pero desde luego, si existe, Ratzinger no juega con Él/Ella a las cartas.

He aquí los anuncios. Os pongo el primero por si lo quereis leer. Si sois tan masocas como yo y los quereis ver todos (no vale vomitar por en medio ni romper objetos cercanos), con que sigais la lista de videos de Youtube, lo teneis listo:

martes, 27 de enero de 2009

Eres una de las mayores decepciones de mi vida.

Pensé que eras inteligente... ilus@ de mi...
Y eso que te las dabas de inocente, pero la verdad es que no engañabas a nadie con tus absurdas inocentadas.
Es dificil de explicar...
Cuando te fuiste con esæ ti@ la verdad es que me sentí un poco aliviad@...
Mientras estuvimos saliendo, intenté por todos los medios tener sentimientos hacia ti. La verdad es que lo deseaba. Por un momento (unas 2 horas o así) pensé que quizá tu podías ser la persona definitiva en mi vida. No es que creyera ni por un instante que tu sentías algo por mí... al fin y al cabo es demasiado pedirle sentimientos a quien no puede sentir... pero me decepcionó bastante que te fueras con esæ psicópata en potencia...
Creo que te dí mas libertad de lo que mucha gente te podría dar en una relación estable. Me daba igual que me pusieras los proberviales cuernos. Me daba igual que te acostaras con mujeres o con hombres. Incluso llegué a intentar liarte con amig@s mí@s para que te entretuvieras (teniendo en cuenta cómo te conocí, no sería de extrañar...). Como sabes, nunca he sido celos@.
Únicamente te pedí una cosa. Algo que sabía que podías hacer. Algo que no te hubiese supuesto ninguna dificultar, realmente. No te lies con esæ. Y vas tu, y te l@ follas. Es que es irrisorio... xD
Además, si me dijeras que es que es buena persona, o que es guap@, o que tiene amig@s en los que se puede confiar... ¡¡Pero coño!! ¡¡Joder que es más fe@ que pegarle a un padre!! ¡una vez l@ vi cuando salía de la ducha y casi me arranco los ojos! ¡Está psicótic@ perdid@! ¡Y no es que lo diga yo, es que es una opinión generalizada de todos los que læ conocen!
Y no sólo te l@ follaste, sino que intentaste que yo cortara contigo porque tu no tenías agallas para hacerlo. ¿Cómo puedes ser tan cínica como para preguntarle a la persona que esta saliendo contigo una y otra vez si quiere cortar? ¿¡Cómo no te diste cuenta de que yo no cortaba contigo únicamente porque me divertía que no tuvieras valor para hacerlo tu!?
¡Y luego, te largas con esæ para Madrid porque te va a ayudar a sacar un disco! ¿Es que eres imbecil? xDDDDD ¿Cuantos años tenías cuando ocurrió eso? ¿21,22? ¡Joder, que con lo mal que estaba de la cabeza esæ ti@ podía haber decidido que formabas parte de una logia masónica y que lo mejor era descuartizate!
¿Y por esæ dejaste a todos tus amigos aquí? ¿Por esæ rompiste todas las amistades que tenías? (Sí, sí, me enteré de que ya no te llevas con la gente de tu antiguo grupo de música, y todo por tu pareja actual...)
Estoy convencid@ de que ahora mismo estas en una relación aburrida, de la que te has cansado y de la que no tienes el valor para salir. Al fin y al cabo, te suele pasar...
En definitiva, no eres mala persona. Únicamente, eres falsa, rencorosa y oportunista... pero sobre todo, eres imbécil.

Edito para añadir una post data, por si lees esto:
Dile a eso que QUIERO MIS PUTOS LIBROS
:)

sábado, 24 de enero de 2009

Tú, hijo de perra:


Esta entrada está pendiente de re-edición.
Perdonad las molestias ^^